La consolidación de los blogs como fuente de noticias está motivando iniciativas de este tipo entre las principales compañías que operan en la red.

Con la inclusión de los ‘blogs‘ en sus motores de búsqueda, los grandes portales en internet han dado un gran impulso a la consolidación de esos diarios personales en la red como fuente alternativa de noticias, aseguran los expertos.

Yahoo anunció este mes que incluirá ‘blogs’ en su buscador de noticias, para “enriquecer el periodismo profesional con el periodismo aficionado”.

En septiembre, su rival Google había lanzado una nueva herramienta para facilitar el rastreo de nuevas noticias y opiniones en los artículos publicados en los ‘blogs’.

Si bien este tipo de diarios han sido muy mal vistos por los medios de comunicación tradicionales, que los acusaron de divulgar material de aficionados, los expertos dicen que el público está cada vez más interesado en ellos porque ofrecen nuevas perspectivas sobre la actualidad.

Los ‘blogs’, que es la denominación para sintetizar ‘web-logs’, son diarios individuales en la red que pueden hacer en algunos casos un tipo de periodismo profesional, y que han recibido el impulso de varios factores para consolidarse como fuente de información importante en internet.

Por un lado, medios de prensa tradicionales como el diario The Washington Post han incluido ‘blogs’ en sus propios sitios en internet.

Pero además, el periodismo establecido recibió duros golpes recientemente debido a escándalos de plagios o como el informe divulgado por cadena de televisión CBS News durante la campaña electoral de 2004 en Estados Unidos que terminó siendo desacreditada, precisamente por los ‘blogs’.

No obstante, los ‘blogs’ también perdieron credibilidad durante esos comicios cuando varios de ellos divulgaron resultados anticipados del escrutinio que señalaban triunfador al demócrata John Kerry sobre el presidente estadounidense, George W. Bush.

Michael Cornfield, un importante consultor de investigaciones en un Proyecto del Instituto Pew sobre internet en la vida diaria, dijo que los ‘blogs’ son útiles aún cuando puedan no ser un equivalente del periodismo tradicional.

“Los ‘blogs’ son formas de debate, y no veo ninguna razón por la que no puedan ser listados” para que los internautas puedan acceder a sus contenidos, consideró Cornfield.

Julie Moos, editora gerente del Instituto Poynter para Estudios Mediáticos, estimó que poner los ‘blogs’ y las noticias del periodismo establecido en la misma categoría, tal como lo ha hecho Yahoo, podría ser útil siempre y cuando se indique bien claro cuando se trate de información procedente de un ‘blog’.

Una encuesta reciente de comScore Networks encontró que cerca de 50 millones de estadounidenses, o cerca del 30% del total de internautas en Estados Unidos, visitaron ‘blogs’ en el primer trimestre de 2005.

Pero otro sondeo del servidor ‘web’ Hostway señaló que sólo un 28% de los internautas cree que los ‘blogs’ son tanto o más creíbles que la prensa tradicional. Sin embargo, su vicepresidente, John Lee, dijo que esa credibilidad es mucho mayor entre los jóvenes, que muchas veces tienen una visión cínica de la prensa.

Para Cornfield, los ‘blogs’ y el periodismo establecido pueden coexistir, pese a ser diferentes. Leer un ‘blog’ “es más como estar en una taberna que en una sala de prensa”, dijo. Pero añadió: “Es simbiótico. Las noticias alimentan el debate y el debate alimenta las noticias”.