La alianza de Google y AOL, anunciada el pasado martes, constituye un revés para el gigante de la informática Microsoft, que se ve cada vez más amenazado en el terreno de las búsquedas en internet.

Al anunciar su alianza, el portal America Online (AOL)dijo que vendía el 5% de la empresa al titán de las búsquedas por internet por 1.000 millones de dólares, profundizando una sociedad ya existente entre esos dos grandes nombres de la red.

Microsoft pasó meses buscando una alianza con AOL, el brazo en internet del gigante del entretenimiento Time Warner, que también habría sido cortejado por el portal Yahoo y el sitio de subastas en línea eBay.

AOL ya es el socio publicitario más importante de Google. Y, de acuerdo con analistas, al mayor motor de búsqueda de internet le interesa proteger esos ingresos mientras rechaza las ambiciones de Microsoft en el creciente mercado de las búsquedas.

Jordan Rohan, analista de RBC Capital Markets, dijo que para los inversores, cuyo romance con las acciones de Google es cada vez más apasionado, la nueva unión reforzará ese sentimiento.

“Las acciones de Google no tienen que sufrir cada vez que Microsoft se jacta de su creciente importancia en (el terreno de) la búsqueda” en internet, dijo Rohan. “En cambio, hoy Microsoft parece ser una imagen más pequeña en el espejo retrovisor de Google de lo que fue ayer”.

Dick Parsons, director ejecutivo de Time Warner, despreocupado de las amenazas de una revuelta de accionistas liderada por el billonario inversor Carl Icahn debido a sus planes para AOL, dijo que la alianza era la alternativa correcta para su grupo mediático en problemas.

El acuerdo, dijo, “reforzaría considerablemente la posición de AOL en el creciente negocio de la publicidad en línea y ayudaría a atraer más anunciantes a sus dominios”.

AOL, cuya fusión en 2000 con Time Warner fue aclamada en su momento pero ahora se tornó más decepcionante, ha estado en dificultades en vista de que los consumidores abandonan el acceso telefónico a la red y se vuelcan a los proveedores de internet de alta velocidad.

Ahora, AOL busca convertirse en el principal portal para una variedad de servicios de internet, incluyendo mensajería instantánea, avisos clasificados, búsquedas pagadas y entretenimiento.

AOL y Google ampliarán la exhibición de anuncios publicitarios en la red de Google, harán el contenido de AOL más accesible a los usuarios de Google, colaborarán en un motor de búsqueda de vídeo, y harán compatibles los servicios de mensajería instantánea de Google y AOL.

AOL generó alrededor del 12% de los 3.200 millones de dólares de ingresos de Google en 2004, y el 11% en los primeros seis meses de 2005.

Se espera una lucha entre Google y Microsoft hacia finales de 2006, cuando el titán de la programación revele su sistema operativo de última generación Windows Vista, con un motor de búsqueda incorporado.

A la vez, se especula en la industria que Google intenta lanzar un rival para el Microsoft Office, componente clave del imperio de Bill Gates.