McGraw-Hill, Pearson Education, Penguin Group, Simon & Schuster y John Wiley & Sons llevan a la compañía a los tribunales por una causa de derechos de autor.

Cinco importantes editoriales estadounidenses -McGraw-Hill, Pearson Education, Penguin Group, Simon & Schuster y John Wiley & Sons- interpusieron el pasado miércoles una demanda contra Google en la Corte Federal de Manhattan. El desencadenante han sido los planes de escanear los trabajos con derechos de autor sin permiso, una iniciativa que las compañías editoras han intentado frenar llevando al coloso de Internet a los tribunales. Asimismo, el Gremio de Autores y los escritores Daniel Hoffman, Herbert Mitgang y Betty Miles también han llevado a cabo un juicio separado contra Google con similares cargos el pasado mes de septiembre.

Ahora será el juez quien tendrá que dirimir si, como afirma la parte demandante, el líder de búsquedas en Internet cometió infracciones cuando escaneó libros enteros con copyright sin obtener el permiso de sus propietarios.

Por su parte, los expertos legales dicen que la disputa entre Google y la industria editorial está abriendo un nuevo campo de batalla sobre la duplicación digital de los medios. En el ca, explican, están presentes los derechos de los propietarios de copyrigth contra el interés público del “uso justo” para ser libre de usar fragmentos limitados de esos materiales para comentarlos o revisarlos.

Al parecer, el juicio de ha celebrado después de que las prolongadas negociaciones se rompieran la semana pasada sobre la supuesta infracción sobre el copyrigth del Proyecto de Biblioteca Virtual de Google. A este respecto, le consejero general de Google ha aseverado que “Este invento corto de miras de bloquear el Proyecto de la Biblioteca Virtual de Google va contra los intereses no sólo de los lectores mundiales, sino también de los escritores y editores”. Además, Google dice que no conciben hacer copias completas de trabajos disponibles con copyright sin el permiso de los propietarios.