El acuerdo se está produciendo a pesar de que Google y la industria editorial están discutiendo por el ambicioso plan del buscador de crear una librería digital.

Una alianza entre en la que se encuentran involucrados Yahoo y Microsoft dice que está ganando rápidamente aliados para retar a Google en la digitalización de muchos de los mejores libros del mundo.

La operación -la Open Content Alliance (OCA)- se está llevando a cabo a pesar de que Google y las industria editorial están discutiendo el ambicioso plan de la firma en Internet de crear una librería digital.

La OCA, presentada a comienzos de este mes por un grupo de archivistas digitales y respaldada por Yahoo, H-P y Adobe, dice que también se ha asociado con Microsoft y más de una docena de bibliotecas importantes de América del Norte, Reino Unido y otras de Europa.

Danielle Tiedt, director general de MSN Search de Microsoft, dijo que el principal fabricante de software del mundo financiaría la duplicación digital de 150.000 libros antiguos durante el próximo año.

“Es sólo el comienzo”, dijo Brewster Kahle, fundador del Archivo de Internet y la fuerza organizativa de la OCA. “Ciento cincuenta mil libros es sólo una prueba inicial para Microsoft”, dijo.

Los partidarios dicen que el sueño de crear una biblioteca digital de los mejores libros del mundo es un homenaje a la Biblioteca de Alejandría, el gran depósito de libros de la antigüedad.

Muchas bibliotecas universitarias habían tenido proyectos por separado de digitalizar los trabajos agotados, pero los progresos han sido lentos.

Eso cambió cuando la potente Google presentó los planes el pasado año de trabajar con editores y cinco bibliotecas importantes en proyectos que permitan que muchos de los mejores libros del mundo puedan ser encontrados en la web.

“El empujón de Google ha galvanizado a todos los demás”, dijo Doron.En el primer encuentro público de la OCA, Kahle explicó su visión de la asociación entre bibliotecas, editores, impresores y proveedores de alta tecnología para crear una librería digital disponible universalmente.

“Si vamos y damos acceso universal a todo el conocimiento humano, será recordado como una de las grandes cosas hechas por la humanidad”, dijo Kahle, comparando el potencial del proyecto con la imprenta de Gutenberg o con poner a un hombre en la Luna.